Tres recetas fantásticas con aceitunas negras

Si estás pensando en comprar aceitunas negras porque te gusta su sabor pero no sabes cómo emplearlas en la cocina más allá de las socorridas pizzas o la salsa de pescado, aquí te vamos a dar algunas ideas para que puedas quedar muy bien con platos muy sencillos y que siempre salen bien porque no tienen demasiada ciencia ni trucos especialmente complicados.

El sabor de las materias primas es siempre fundamental, por eso hay que elegir aceitunas negras de calidad, aceite de oliva virgen y, cuando se piden productos de la tierra, que sean muy frescos y a poder ser comprados directamente a los productores para asegurarnos de que no han estado en cámaras.

Un buen pescado o un pollo de calidad darán el toque especial a estas recetas que te van a encantar y que te recomendamos que pruebes.

Atún al estilo griego

Por muy griega que sea esta receta podemos hacerla mucho más propia eligiendo incluso bonito del norte si estamos en la época. Aunque pueda parecer un poco laboriosa por tener bastantes ingredientes la realidad es que es muy sencilla y es perfecta para quedar de cocinitas cuando hay invitados, incluso sin tener demasiada idea.

Ingredientes: cuatrocientos gramos de lomos de atún, dos tomates maduros, un pimiento verde, una cebolla, dos dientes de ajo, cien gramos de aceitunas negras deshuesadas, medio vaso de vino blanco, comino, orégano, aceite, sal y pimienta.

El primero paso es poner aceite en una sartén y dejar que se haga la cebolla picadita junto con el ajo. Cuando está rehogada se añade el pimiento muy picado y más tarde el tomate y las especias al gusto.

En la bandeja del horno se colocan, sobre papel de plata, los lomos de atún o de bonito y sobre ellos las aceitunas negras muy picadas. Encima, se cubre con la salsa preparada previamente en la sartén. Con cada lomo se hace un paquetito con papel de plata, para cocinarlo al papillote.

Con el horno precalentado a doscientos grados, se introduce la bandeja y se cocina durante más o menos ocho minutos según la potencia del horno. Se sirve acompañado de patata cocida, patata asada o ensalada.

 

Ensalada de pollo de corral con naranjas valencianas y aceitunas negras

Una ensalada sana, muy natural y con un sabor delicioso. Es perfecta para poner como cena ya que al incluir el pollo se puede utilizar como

Los ingredientes son los siguientes, en cantidades dependiendo de cuánta ensalada se quiera hacer: cogollos de lechuga frescos, tomate para ensalada, pechuga de pollo asada previamente y fría, naranjas, aceitunas negras sin hueso, mayonesa y aceite de oliva. Sal para aliñar.

Se lava bien la lechuga y el tomate. Las naranjas se pelan y los gajos se cortan en trozos. Solo hay que montar la ensalada poniendo los cogollos como base y sobre ellos el tomate. En el centro de la ensalada el pollo cortado en tiras y las aceitunas troceadas.

En un cuenco a parte se pone la mayonesa para que cada comensal se sirva cuanta quiera. También se dará la opción de aliñar con aceite y sal. Es una receta ideal para cuando sobra pollo del día anterior, ya que tanto asado como cocido, el pollo puede reciclarse en esta deliciosa ensalada.

Aunque hemos puesto pechuga porque es perfecta para la ensalada, realmente se puede utilizar cualquier parte. Recomendamos pollo de corral y naranjas valencianas por su especial sabor, pero, evidentemente, vale cualquier variedad.

Berenjenas rellenas sabor intenso

Las berenjenas rellanas son deliciosas y con el toque de las aceitunas negras el sabor es todavía más intenso y sabroso. Un plato que se prepara muy rápido y que gusta a la mayoría de la gente.

Ingredientes que vamos a necesitar para dos personas: 2 berenjenas grandes, 150 gramos de carne, 100 gramos de champiñones, una cebolla pequeña, un puñado de aceitunas negras sin hueso, 100 gramos de queso Emmental rallado y aceite de oliva.

La preparación es muy fácil. Lo primero que hacemos es vaciar las berenjenas y para eso las cortamos al medio y las ponemos en el microondas durante cuatro minutos. Con una cuchara vaciamos la carne que estará a medio cocinar y se desprenderá más fácilmente.

Tras eso toca picar la carne, los champiñones, las aceitunas y la cebolla. A continuación lo ponemos a fuego lento en una olla con aceite de oliva para que se cocine junto con la berenjena en trocitos. Los amantes del ajo añaden un poco en la carne cuando la pican, pero esto no le gusta a todo el mundo.

Una vez que el relleno está listo se coloca cuidadosamente en el interior de las cáscaras de las berenjenas, se cubre con el queso rallado y se gratina al horno o al microondas hasta que se funde. Se pueden colocar unas aceitunas negras cortadas al medio como adorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *