Beneficios de las aceitunas para tu salud

Si eres de los pocos que aún se resisten a las aceitunas porque creen que engordan mucho y que tienen demasiada grasa te conviene leer lo que vamos a decir a continuación porque cambiarás de idea seguro y empezarás a disfrutar de las aceitunas.

beneficios-aceitunas

Beneficios de las aceitunas para tu dieta

Las aceitunas no tienen muchas calorías, una media de nueve dependiendo del tipo de aceituna. Sin embargo, tienen un sabor altamente gratificante. Por eso pueden alegrar platos de dieta que de otro modo serían realmente tristes. Por ejemplo, unas patatas cocidas con un poco de atún que puede ser una buena cena dietética estarán más ricas si se trocean cinco o seis aceitunas por medio.

Lo mismo sucede con las socorridas ensaladas con las que se acompañan tantos platos. Unas aceitunas harán que no sea más de lo mismo todos los días. Puedes además variar, un día añade unas pocas manzanillas, al siguiente aceitunas negras, otro día rellenas de pimiento o de anchoas…

Los expertos en nutrición tienen muy claro que hay que hacer una comida a media mañana y otra a media tarde. Esto tiene varios beneficios, entre ellos activar el estómago y conseguir que no se llegue a la siguiente comida con mucha hambre. Una bebida baja en calorías y entre ocho y diez aceitunas pueden ser un aperitivo perfecto, ya que se trata de no sobrepasar las cien calorías pero, a la vez, quedar satisfechos. En el caso de las aceitunas sabemos además que no se trata de calorías muertas, ya que aportan una gran cantidad de vitaminas.

Este tipo de meriendas o de comidas de media mañana son ideales cuando no se puede estar en casa y hay que realizar una parada a media mañana o a media tarde. Un buen ejemplo es cuando se hace una parada en el trabajo y no se sabe qué pedir en el bar: una cola light y unas aceitunas pueden ayudarte a salir del paso de vez en cuando. La cantidad de fibra de las aceitunas ayuda a que el apetito de regule, por lo que no tendrás hambre aunque solo comas las siete aceitunas que los expertos recomiendan como la dosis ideal para conseguir todos los beneficios de estas frutas.

¡Ah! Las aceitunas poseen además hierro, el cual ayuda a la síntesis de la carnitina. La carnitina se ocupa de coger grasa del cuerpo y transformarla en energía, así que por un lado te ayudará a adelgazar y, por otro, estará dándote más fuerzas.

Beneficios de las aceitunas para tu salud

No queremos insistir en la cantidad de vitaminas y de nutrientes de las aceitunas, así que vamos a poner algunos ejemplos prácticos de para qué cosas son muy útiles. Una de ellas es para las personas que tienen la tensión baja.

Las personas con tensión baja tienden a marearse, sentirse cansadas y sin fuerza. La tensión es mucho más baja por las mañanas. Si tomas unas pocas aceitunas a media mañana junto con un refresco de cola tal y como hemos sugerido estarás sumando dos cosas importantes: una pequeña dosis de cafeína y la sal de las aceitunas. Esto ayudará a que la tensión suba y que tengas el ánimo y las fuerzas para seguir trabajando toda la mañana.

También puedes tomar el refresco sin cafeína y limitarte a la sal, que será más que suficiente para que la tensión se estabilice y te encuentres perfectamente hasta la hora de la comida. Recuerda este truco cuando sientas que empiezas a decaer.

Si tienes la piel seca seguro que te cansas de poner cremas y más cremas en tu rostro. Pero la hidratación de verdad, la que mejor funciona, viene desde el interior. Las aceitunas consiguen esto de dos maneras. Por un lado, su contenido de ácido oleico repercute en la piel haciendo que esté más suave e hidratada.

Por otro lado, si contenido en sal te hará beber más agua, por lo que toda la piel de tu cuerpo estará más hidratada. La sal puede causar retención de líquidos, pero si no se sobrepasan las cantidades de las que hemos hablado, no será un problema en el caso de las aceitunas.

La grasa de la aceituna es, evidentemente, la misma que la del aceite de oliva y por tanto tiene sus mismas propiedades. Entre ellas destaca que es una grasa beneficiosa, ya que aumenta el colesterol conocido como colesterol bueno. Eso ayuda a que la salud cardiovascular sea mucho mejor.

Cuando se toman grasas malas estas se pueden acumular en las venas. Si esto ocurre, la sangre tendrá dificultades para circular y el corazón tendrá que realizar un sobreesfuerzo para poder bombear la sangre. Este sobreesfuerzo puede causarle daños.

Por el contrario, las grasas buenas ayudan a limpiar las arterias y por tanto a la buena circulación de la sangre y a la salud del corazón.

¿Todavía no confías en las propiedades de las aceitunas para tu salud?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *