Aceitunas negras, descubre sus secretos

Las aceitunas de color negro no son tan habituales en nuestras mesas como las aceitunas verdes y por eso, al verlas, muchas personas se hacen preguntas sobre su color, el sabor o las propiedades que pueden tener las mismas. Tratamos de responder a estas preguntas y contarte todos los secretos de esta variedad de aceitunas cada vez más presente en supermercados y bares.

    1. ¿De donde procede el color negro de las aceitunas?

El color de las aceitunas depende de varios factores, entre ellos su variedad. Pero también del grado de maduración. Las  aceitunas negras son, por lo general, las frutas que se recogen del árbol cuando han completado su proceso de maduración.

Decimos por lo general porque hay algunas variedades de olivas que se ven ya oscuras desde los primeros momentos, aunque no negras y otras que se oscurecen mediante un proceso de oxidación que no tiene nada que ver con el de maduración.

    1. ¿Varían las propiedades nutricionales de las aceitunas verdes y negras?

No, las propiedades de las aceitunas verdes y negras no varían excepto en un punto: la cantidad de grasa que poseen. Las aceitunas negras, en el proceso de maduración, adquieren mayor proporción de grasa y tienen por tanto más calorías que las verdes.

Dependiendo del tipo de aceituna, los valores pueden llegar a ser bastante superiores en las aceitunas negras que pueden tener hasta 150 calorías más por cada cien gramos de producto. Esto hace que para aperitivo, las aceitunas verdes sean un poco más ligeras.

También hay que tener en cuenta el contenido el sal y en este caso, las aceitunas negras tienen mucha menos sal que las verdes, por tanto deben de ser las elegidas en casos de personas con hipertensión.

    1. ¿Cambia mucho el sabor de las aceitunas verdes a las negras?

El sabor es muy diferente ya que la aceituna verde no se puede comer recién cogida del árbol y tiene que curarse para eliminar el característico amargor de la fruta. Las aceitunas negras también deben de ser curadas pero no necesitan un proceso tan largo y puede realizarse incluso en seco.

La aceituna negra tiene un sabor más intenso que la verde, realmente tienen matices distintos y no a todo el mundo que le gustan unas tienen necesariamente que gustarles las otras. Eso sí, por lo general, los amantes de las aceitunas las adoran todas y las combinan según la ocasión.

 

    1. ¿Las aceitunas negras aceptan aliños?

Las aceitunas negras aceptan todo tipo de aliños al igual que las aceitunas verdes. Se pueden comprar en diferentes variedades o se pueden aliñar en casa al gusto de cada uno. También se pueden rellenar con todo tipo de productos siendo especialmente deliciosas con queso.

Las aceitunas negras son un aperitivo perfecto tanto si se consumen aliñadas como si se toman con el ligero toque de sal de la curación.

    1. ¿Con qué combinan mejor las aceitunas negras?

Si no has tomado nunca las aceitunas negras quizás te preguntes cómo debes de consumirlas y en qué recetas saben mejor. Además de tomarlas solas como aperitivo o con otros encurtidos también puedes utilizarlas para tus recetas. Aquí te ofrecemos algunas sugerencias muy atractivas:

-Con pasta. Las aceitunas negras tienen un sabor puramente mediterráneo que combina muy bien con los platos de pasta. En la salsa boloñesa, especialmente, se pueden añadir estas aceitunas y crear un sabor muy especial.

-Con el picadillo cubano. El picadillo cubano es un plato delicioso con carne picada, alcaparras, tomate y algunas especies para acompañar al arroz blanco. Las aceitunas negras le dan un toque muy especial a este plato caribeño.

-Paté de aceituna casero. Muy sencillo de preparar y realmente delicioso para untar en pan tostado. Se prepara en un momento y es muy original, por lo que le gustará a todos tus invitados o incluso es perfecto para un día cualquiera, sin tener que esperar a ninguna ocasión. Como aperitivo, primer plato o como merienda.

-Focaccia de aceite y romero. Se trata de una especie de pan italiano que se hornea con hierbas aromáticas. La combinación de romero y aceitunas negras le da un toque muy especial. Se prepara una masa de pan y se extiende en la bandeja del horno creando una plancha algo más gruesa que un dedo. Se pincha y se colocan las aceitunas clavadas en la masa espolvoreando con romero. Al salir del horno se le echa por encima un chorrito de aceite de oliva virgen.

-Brochetas de fresas y boquerones con aceitunas negras. Una receta muy curiosa por la mezcla de sabores pero que es sencillamente deliciosa. Se utilizan lomos de boquerón en conserva y se van intercalando trozos de fresa, de boquerón y una o media aceituna negra. Sorprende a cualquier invitado por su originalidad y su sabor diferente a cualquier otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *