10 curiosidades sobre las aceitunas que te sorprenderán

Vamos a tratar de conocer algo más sobre las aceitunas, tan presentes en nuestras vidas pero que a menudo son muy desconocidas para la mayoría de las personas. Y eso que hace ya 6.000 años que los olivos llegaron al Mediterráneo procedentes de oriente.

 

1) En la antigüedad se aliñaban con vinagre y miel. Los primeros aliños de los que se tienen constancia para las aceitunas eran agridulces. La mezcla de vinagre y miel era la favorita de los pueblos mediterráneos en los primeros años de nuestra era según se tiene constancia por diferentes escritos. No era la única receta existente pero sí la más habitual.

 

2) Mucha gente desconoce que las aceitunas cambian de color durante su maduración. Si se pregunta a la gente sobre la diferencia entre las aceitunas verdes y las negras la mayoría dirán que son distintas clases. Lo cierto es que en España, la mayoría de las aceitunas negras son las mismas que las verdes pero que simplemente se recogen ya maduras. No obstante, existen algunas clases de aceitunas que son oscuras desde su origen, variando desde un colo cobrizo cuando están verdes hasta el negro más intenso una vez maduras.

 

3) Cada aceituna tiene nada más que 9 calorías de media. Las aceitunas tienen fama de que engordan debido a su alto contenido en grasa, un 20% aproximadamente. No obstante, cada aceituna tiene tan solo 9 calorías y gran parte de sus grasas son muy beneficiosas, como el Omega 3 y el Omega 6. Se trata pues de un producto beneficioso para el colesterol.

 

4) No se pueden comer directamente del árbol. Las aceitunas son muy amargas, sería prácticamente imposible comerlas directamente del árbol. Para eliminar ese sabor se dejan en salmuera durante un tiempo. En algunos casos se pueden aliñar con diferentes cosas, como ajo o plantas aromáticas. En algunos casos se dejan curar incluso un año para que tomen un característico sabor. Estas variedades con largo tiempo de curación son consideradas gourmet y son muy apreciadas por los amantes de la cocina y de los platos originales y diferentes.

 

5) Resultan muy beneficiosas para los bebés. Tienen una gran cantidad de vitamina E, por eso se recomienda que a partir de los seis meses se incluyan dos o tres aceitunas en la dieta del niño. Se le pueden triturar en sus papillas o, cuando empiecen a masticar, se le pueden ofrecer para que las coman. Curiosamente, muchos niños aprecian el sabor de las aceitunas a pesar de ser bastante fuerte. Eso sí, por su alto contenido en sal no se recomienda que los niños superen esa cantidad de unidades. Esta dosis extra de vitamina E es especialmente importante hasta la etapa de la adolescencia.

 

6) Se calcula que existen unas 90 variedades de aceitunas rellenas. Las aceitunas son susceptibles de rellenarse con todo tipo de cosas. Aunque aquí las más famosas son las aceitunas rellenas de anchoa  también las hay rellenas de variedades de queso, de ajo, de cebolla y así hasta 90 ingredientes diferentes según se tiene constancia.

 

7) La piel de las aceitunas es muy buena para las quemaduras. Por su alto contenido en vitamina E, la piel de las aceitunas se está utilizando para tratar la piel humana que ha sufrido quemaduras. Contribuye a una regeneración mucho más rápida de la misma. Se utiliza en puré que se aplica sobre la zona a tratar o mediante cremas específicas. Se recomienda preferiblemente la utilización de cremas para evitar posibles infecciones si no se cumplen las normas de higiene al realizar el remedio casero.

 

8) Existen muchos tipos de aceitunas diferentes y no todas se utilizan para mesa. No todas las aceitunas tienen un sabor que las haga susceptibles de ser utilizadas para mesa. Algunas variedades se utilizan exclusivamente para la obtención de aceite de oliva, uno de los productos más importantes de la gastronomía mediterránea.

 

9) Las aceitunas tiene los cuatro sabores básicos. En una aceituna es posible encontrar los cuatro sabores básicos, el dulce, el amargo, el salado y el ácido. Esto hace que combinen muy bien con una gran variedad de platos, desde aquellos cocinados como la pizza hasta ensaladas o ensaladillas. También forman parte de una gran variedad de salsas y cremas culinarias.

 

10) Hacen falta 5 kilos de aceitunas para un litro de aceite de oliva virgen. El aceite de oliva virgen varía mucho en sabor según el tipo de aceituna que se utilice. Solo en España hay plantadas 257 especies diferentes de olivo. Se calcula que en todo el mundo podría haber más de 2.000 variedades de esta planta. No obstante, las más utilizadas se reducen a 10. Normalmente, el tipo de aceituna cultivada varía según la zona, escogiéndose siempre olivos que se adapten a las características específicas de cada área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *